El sueño de Venus

· EN EL DESCENSO ·

28 de abril –  9 de junio

online en vivo con acceso diferido

golden-ratio (1)

Seis semanas para peregrinar con Venus hacia los misterios del inframundo.

Venus, que es estrella, planeta y musa a la vez, peregrina alrededor del Sol en un ciclo de dieciocho meses. A lo largo de este viaje, desde nuestro horizonte la vemos descender como estrella del amanecer camino hacia su inframundo.

Astronómicamente, este inframundo hace relación al periodo en que, durante este ciclo de dieciocho meses y desde nuestra persepctiva en la Tierra, la órbita de Venus la lleva a colocarse detrás del Sol.

Cuando esto sucede, se interrumpe la relación electromagnética entre Venus y nuestro planeta. 

Tras permanecer invisible en nuestro cielo durante un periodo de 73 días, Venus reaparece en nuestro horizonte para verla ascender  por el firmamento como estrella del atardecer. 

Este movimiento de Venus marca un ritmo.

Un ritmo que responde a la matemática áurea, al igual que las caracolas, las flores, y todo aquello que en la naturaleza nos despierta un sentimiento de belleza y admiración.

 

Un tiempo de retirada y renovación.

Así como el Sol, en su ciclo de 12 meses, nos invita a acompasarnos a su ritmo estacional, y de la misma forma en que la Luna , en su ciclo de 28 días, nos invita a sincronizarnos con su danza entre luz y oscuridad, así también Venus nos invita a acompasarnos a su ritmo, honrando tanto el descenso como el ascenso, y honrando también el tiempo único de retirada y renovación al que nos invita en cada estancia en el inframundo.

El inframundo marca un tiempo de barbecho. Un tiempo de escucha profunda. Un tiempo de conexión auténtica y radical con la selva subterránea.  Ese mundo que está más allá de la superficie de las cosas entre las que nos movemos en nuestro día a día. 

Un mundo que está por debajo de las raíces de los árboles

Un mundo en el que reina el vacío fértil y donde la oscuridad se hace madre. Una madre que cobija, abraza y nos susurra al oído, para que nos dejemos caer en sus brazos y permitamos que todas nuestras experiencias vitales se hagan composta. 

 

 

El tiempo del inframundo es un tiempo en el que habitar un espacio propio, íntimo y sagrado, en el que encontrar reposo y regeneración.

la-llave-de-los-sueños

Un tiempo en el que la psique puede llevar a cabo una de sus funciones más importantes: la elaboración.

La elaboración es un proceso de alquimia, a través del cual las experiencias vitales se transforman en el oro de nuestra soberanía y madurez evolutiva. 

La elaboración implica un proceso de selección, clasificación y digestión de todo lo que conforma la materia prima de la psique: vivencias, aprendizajes,  anhelos, sentimientos.

Todo lo que hemos experimentado durante cierto periodo de tiempo encuentra a através de la elaboración la forma de hacerse composta, y convertirse en tierra fértil para nuestros procesos crativos y en abono para continuar nutriendo el viaje de la vida.

Los espacios donde la elaboración puede llevarse a cabo son aquellos que emulan el descenso al inframundo: el descanso, el sueño y la rendición al proceso de muerte y resurrección. 

Todo aquello a lo cual nos invita la práctica meditativa de Yoga Nidra.

 

ankh

La práctica de Yoga Nidra es un reducto natural en el que cultivar las artes y misterios del Inframundo.

La práctica de Yoga Nidra nos acompañará a lo largo de las seis semanas como el espacio donde cultivar  todo aquello a lo que nos convoca el inframundo: 

la entrega y la rendición

el sueño y la revelación

la elaboración y la transformación

la muerte y la resurrección.

Practicar Yoga Nidra es meditar en el proceso vivo y vital del descanso y el sueño. Es también abrir una puerta hacia esa habitación propia a la que cada descenso al inframundo nos invita a habitar.

Un refugio en el que traer lentitud y ternura a nuestros cuerpos-templos, pausa y presencia a nuestros días, escucha y contemplación a nuestros procesos vitales, y espacio de cielo abierto en nuestro corazón para acoger todo lo que nos atraviesa y pulsa por hacerse composta en nuestras vidas.

Te acompañamos en este viaje 

magaangueira-huevorfico

La práctica de Yoga Nidra llegó como llegan siempre las mejores cosas en la vida, es decir, cuando no buscaba nada. Ella me encontró a mí, y en ese encuentro intuí que algo inmenso traía para mi vida. Lo nuestro fue un amor a primera experiencia. 

Han pasado 18 años desde ese encuentro, y desde entonces venimos estrechando un vínculo que se vuelve cada vez más profundo con el paso del tiempo.

Ciclar con Venus y adentrarme en la selva subterránea del inframundo de la mano de la práctica de Yoga Nidra viene suponiendo uno de los espacios de exploración íntima más nutritivos de los últimos cinco años. 

Hay una relación inexorable entre lo que Venus viene abriendo en mi vida y lo que la práctica de Yoga Nidra me enseña cada vez que cierro los ojos para descansar y soñar conscientemente. 

En el Sueño de Venus compartiré contigo la práctica de Yoga Nidra como refugio desde el cual descender y presentarte al umbral del inframundo para que lo inefable encuentre un espacio diáfano y seguro donde ser sentido y contemplado.

MAGA ANGUEIRA

olga-hueso

En 2020, lo dejé literalmente “todo” para ponerme al servicio de Venus y de su Ciclo. Éstos 4 años, he entregado mi corresponsalía con alegría, para acompañar a l@s caminantes que quisieran recorrer conmigo el sendero que Venus en el horizonte nos indica, como vía de iniciación. Si me lo hubiesen dicho hace algunos años… No me hubiese podido creer que mi dharma fuera éste y que además hubiese estado desde siempre “escondido” justo delante de mis ojos, “para quién tenga ojos para ver”-

Los ciclos son, de hecho, los templos más antiguos que existen y no pueden derribarse, ni sus libros quemarse – pues sus registros despiertan (en) nuestros cuerpos, al sincronizarnos con sus ritmos.

Éste es un inframundo especial: el central de los 8 años del ciclo completo de Venus. Como le dije a Maga hace algunos meses, “es el corazón del corazón de la alcachofa”. Me siento siempre afortunada de bienvenir a nuev@s ciclantes, y én este corazón “alcachofil”, si cabe, más.

En el Sueño de Venus compartiré una síntesis del ciclo – desde la astronomía y la astrología. Brindaré recursos de ciclosofía – filosofía de los ciclos; mis exploraciones oníricas y mitológicas, mi pasión por el lenguaje simbólico y mi amor por el inframundo – que es la fase de Venus en la que nací.

Para mí el Sueño de Venus no solo es un “sueño hecho realidad” sino es… como estar en casa. Así que pasa, pasa… ¡Estás en tu casa!

El sueño de Venus

28 de abril –  9 de junio

online en vivo con acceso diferido

El Sueño de Venus consta de 6 encuentros en vivo a través de Zoom en el que compartiremos práctica de Yoga Nidra y abriremos un espacio para compartir lo que está vivo en cada encuentro.

Estos encuentros serán grabados (con excepción del compartir del grupo), y recibirás la grabación cada en las 24 hs siguientes del encuentro. 

Semanalmente recibirás una segunda práctica de Yoga Nidra en formato mp3 jnto con algunas sugerencias para ahondar en la práctica y resolver las dudas más frecuentes en relación a la misma.

Contarás con un canal de Telegram donde irás recibiendo el contenido de cada semana y donde podrás dejar tus pregunta y compartir tus sensaciones.

Los encuentros en vivo se irán tejiendo y cocreando con las personas presentes, y serán procesos vivos en sí mismos que nos invitarán a navegar cada presente. Por eso, aunque la asistencia a los encuentros en vivo no es obligatoria para apuntarte al programa, sí que es muy recomendable.

En cada encuentro contaremos con diferentes artes que crearán sinergia con la práctica de Yoga Nidra para ofrecernos un recorrido nutritivo, inspiracional y regenerador. 

No es necesaria experiencia en la práctica de Yoga Nidra para apuntarte al Sueño de Venus. 

Tampoco hace falta que estés ciclando / hayas ciclado anteriormente con Venus – te ofreceremos las coordenadas que necesitas para orientarte.

A la vez, si ya estás ciclando con Venus – puede ser un enorme regalo ofrecerte ésta cuarentena – para transitar el inframundo y recibir su medicina y sus dones, desde el descanso oracular.

DIRECTOS:

Apertura: domingo 28 de abril · 19 a 20.30

2º encuentro: miércoles 8 de mayo · 19 a 20.30

3er encuentro: miércoles de 15 mayo · 19 a 20.30

4º encuentro: miércoles de 22 mayo · 19 a 20.30

5º encuentro: miércoles de 29 mayo · 18 a 19.30*

Cierre: domingo 9 de junio · 19 a 20.30

 

SEGUNDA SESIÓN SEMANAL:

Esta sesión es grabada en formato mp3 y la recibirás a través del canal en Telegram.

1, 5, 12, 19, 26 de mayo; 2, 5 de junio.

 

*Nota: la hora del 5º encuentro es diferente a los demás.

Abrirle al cuerpo, a la mente y al corazón una ventana temporal desde la cual abrirse a la regeneración total a través del descanso profundo.

Cultivar el sentir, dándole prioridad a la experiencia somática de descender y habitar el inframundo.

Cuidar un espacio personal para contemplar tus paisajes internos, desde un lugar de receptividad, quietud y profunda escucha interior.

Habitar una habitación propia, desde la cual observar, sentir y elaborar todo lo que está preparado para hacerse composta en ti.

Sintonizar con tu ritmo propio, más allá de los jaqueos artificiales que corrompen tu relación con los ritmos naturales.

Dejarte penetrar por la mística del descanso profundo y el sueño consciente, para que el soñador se convierta en lo soñado.

Comenzar a conocer el ciclo sinódico de Venus y adentrarte en los caminos mistéricos de su inframundo

Conocer a Inanna y el poema de su descenso – de más de 4000 años de antigüedad: mapa mitológico que nos instruye en descender y habitar el gran abajo – por propia voluntad

Tendrás un canal de Telegram donde irás recibiendo las grabaciones de los encuentros a partir del 28 de abril. El acceso al contenido del programa finaliza el 9 de junio. 

Todo el contenido del programa es en formato mp3, distribuido a través de Soundcloud. 

El acceso a la sesión de cierre del 9 de junio lo tendrás disponible durante una semana más.

Comencé a ciclar con Venus en otoño de 2019. Desde el primer contacto con la narrativa astronómica y astrológica de esta estrella hermana de la Tierra, y el poema de Innana como susurro simbólico y mitológico del viaje del Venus en el cielo, supe que la práctica de Yoga Nidra sería el refugio en el que levantar esa habitación propia desde la que habitar este recorrido.

El camino hacia el inframundo que estamos transitando es el cuarto que vivo acompañando íntimamente el descenso de la mano de la práctica de Yoga Nidra. 

Adentrarme en el inframundo contando con esta herramienta que es pócima oracular, viene suponiendo uno de los laboratorios personales más ricos de estos últimos años.

La entrada al inframundo en el pétalo de Leo será el primero que abro para compartir la medicina del descanso y el sueño grupalmente. Si el inframundo es el corazón del ciclo sinódico de Venus, en el pétalo de Leo el inframundo se torna el corazón del corazón de esta escuela de misterios. 

Todo esto te lo contará con más detalles Olga, que además de ser mi amiga, es una apasionada del cielo, las estrellas, y del ciclo sinódico de Venus. 

Olga ama profundamente la mitología, lo simbólico, y es una de las personas con mayor riqueza onírica que conozco. Lleva años investigando y recorriendo el camino que Venus traza en nuestro firmamento. Ella es la responsable de que un buen día de 2019, yo mirara al cielo, abriera los brazos y dijera sí a todo lo que transitar el camino de esta estrella traería a mi vida.

 

 

inscripciones

el sueño de venus

28 de abril - 9 de junio
144
  • Acceso a las sesiones en directo
  • Acceso las grabaciones
  • Acceso a canal de Telegram
  • Contenido disponible durante 42 días
huevo-orfico